EL AJO MILAGROSO Y SUS BONDADES

0
90

EL AJO MILAGROSO Y SUS BONDADES

El ajo viene a ser un bulbo humilde y cotidiano, pero que detrás de esa sencillez aparente esconde maravillosas cualidades terapéuticas y nutricionales que debemos aprovechar, mas aun siendo tan económico y al alcance de todos.

Este pequeño bulbo de olor muy intenso llamado ajo, es originario de Asia y con seguridad es quizás el remedio vegetal mas importante entre todas las plantas medicinales.

El ajo era ya mencionado en la Biblia y en el Talmud como alimento curativo. Médicos de la antiguedad como Hipocrates, Galeno, Plinio el viejo y Dioscorides mencionan el uso del ajo para el tratamiento de numerosas enfermedades, incluyendo parasitosis, trastornos digestivos, problemas respiratorios, etc. Y en china, aparece en los tratados de plantas medicinales.

Hoy en día las propiedades del ajo son indiscutibles, ya que los avances de la ciencia nos han permitido confirmar sus propiedades basadas en su composición: un diente de ajo nos provee de siete calorías, 31 gramos de proteínas, 1,4 mg de calcio, fósforo, hierro, sodio, potasio, zinc, cobre y manganeso, vitaminas A, B y C, asi como aliinasa ( una enzima que transforma la aliina en alicina ), los cuales se extraen machacando el ajo fresco. La alicina produce otros compuestos sulfurados: bisulfuro, trisulfuro de alilo y bisulfuro de alilpropilo. Ademas se han encontrado en el ajo diversas sustancias complejas con efectos hormonales: citral, geraniol, entre otras.

PROPIEDADES Y BENEFICIOS

  • El azufre le da al ajo ese penetrante olor característico y a la vez es responsable de mucha de sus maravillosas cualidades terapéuticas.
  • Consumir un solo diente de ajo ayuda a prevenir y curar todas las enfermedades de las vías respiratorias.
  • Se utiliza para eliminar parásitos y en estos casos el jugo del ajo es uno de los mejores remedios.
  • Ayuda a quienes padecen de ácido úrico y previene la calcificacion de las arterias.
  • Previene la hipertension y la mala circulación, ya que tiene una acción hipotensora.
  • Es estimulante, diurético y expectorante. El ajo ayuda a eliminar los residuos que van quedando en el organismo.
  • Sus enzimas favorecen una buena síntesis de los ácidos grasos, ayudando a bajar el colesterol malo o LDL.
  • Es un suave sedante del sistema nervioso.
  • Es aconsejable comer el ajo crudo, ya que cocido pierde mas del 90% de su efectividad.
  • Para acostumbrarnos a comer ajo podemos comenzar con uno o dos dientes al día con las comidas, y lo podemos acompañar con un pedazo de pan, masticándolos bien. Luego, de a poco, aumentaremos hasta llegar a cuatro o cinco. La cantidad depende de la tolerancia de cada persona, hay quienes llegan a comer hasta una cabeza entera sin molestias y con grandes resultados.
  • Es muy recomendable como desinfectante, por lo tanto en caso de picarnos algún insecto extraño, podemos frotarnos con ajo crudo.
  • Y para finalizar, diremos que el órgano que mas se beneficia con el ajo crudo es el corazón. Si tenemos en cuenta que el ajo es el gran purificador de la sangre, tenemos como consecuencia que también es el gran fortalecedor del corazón.

No hay comentarios

Dejar respuesta