COMO PREVENIR Y CURAR LA TORTÍCOLIS

La tortícolis, viene a ser el espasmo o contracción de los músculos cervicales (músculos que permiten el movimiento de la cabeza), es decir, aquellos que se encuentran a ambos lados de la columna cervical. Donde particularmente el musculo esternocleidomastoideo es afectado provocando así malestar en el cuello debido al dolor y rigidez que este presenta.

Causas de la tortícolis:

  • La tortícolis, es producida por un estiramiento o contracción prolongada de los músculos del cuello, generalmente asociada a una mala postura al dormir o por una situación de estrés prolongada y constante.
  • Muchas veces sin darnos cuenta adquirimos posturas incomodas que luego desencadena una tortícolis, se da de manera cotidiana en la casa, centro de trabajo, y, ni que decir de las oficinas donde muchas veces usamos de manera inadecuada los teléfonos fijos y móviles sumados a ellos la mala postura.

Como Prevenirla:

  • Es aconsejable realizar ejercicios a diario para de esta manera estirar los músculos del cuello.
  • Mueva la cabeza de derecha a izquierda, luego de forma circular, especialmente si se encuentra demasiado tiempo frente a una computadora o esta leyendo, de esta manera ayudara a relajar los músculos cervicales.
  • Realice rotaciones de los hombros haciendo movimientos circulares amplios hacia adelante y hacia atrás.
  • Sujetar la cabeza entre el dedo indice y medio llevando su brazo opuesto por encima de la cabeza. Luego estirar los músculos del cuello, contar hasta diez y relájese. Repita este procedimiento unas cinco veces. Luego hacer lo mismo con el lado opuesto.

Consejos Prácticos

  • Estiramientos:  Realizar movimientos suaves de estiramiento sin que produzca dolor intenso.
  • Calor: Aplique calor local en la zona con una almohadilla eléctrica o friccionando la región con alguna pomada o barra de azufre, varias veces al día. También puede aplicar una bolsa con agua caliente envuelta en una toalla durante 30 0 45 minutos y cambiarla cuando se enfrié. Luego intente estirar suavemente los músculos.
  • Masajes: Frote vigorosamente con aceite de árnica. Luego presione con la yema de los cuatro dedos del lado opuesto al hombro. Repitiendo cinco veces cada lado.

Otros TEMAS de interés:

descarga-1

Si te gustó la información no te olvides compartirla, para que muchas personas estén informadas al igual que tú y luzcan muy bien.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here